Cualidades de un buen DJ

El Arte de seleccionar, reproducir, mezclar y difundir música grabada en vivo (DJing) se ha convertido en estos últimos tiempos, en un oficio muy valorado y apreciado por las grandes ciudades del mundo. No es raro que los críticos mas implacables de los DJs sean los músicos convencionales. Si preguntamos a un músico su opinión acerca del tema, es casi seguro que obtendremos una respuesta negativa. ¿Por que? porque simplemente los Djs subieron tanto de nivel, que han sustituido a los músicos de rock; ahora ellos son el punto focal del evento.

 Este fenómeno ha llegado tan lejos que DJs como Tiesto, Paul Oakenfold, Paul Van Dyk, Sasha, etc llegan a cobrar honorarios de hasta 30.000 dolares por presentación. Esto es posible gracias a las audiencias masivas que convocan, logrando entre 5,000 hasta mas de un millon de personas (Love Parade).

Los músicos de rock se sienten desplazados y eso explica su cerrada posición frente a estos maestros de la mezcla. Debido a esa imagen tan "cool", los altos honorarios, el status y la oportunidad de viajar por el mundo, vemos muchos jóvenes tratando de probar suerte en este oficio. Siendo sinceros, la gran mayoría mezclará música en alguna que otra fiesta y con el pasar de los años dejarán de intentarlo. ¿La razon? es simple: muchos piensan que sólo se trata de pararse en el escenario, poner discos y girar botones; cuando estos jóvenes se dan cuenta que necesitan conocimientos musicales, cientos de horas de práctica, esfuerzo físico, buena memoria y destreza manual, terminan rindiendose y dedicandose a un trabajo mas convencional.

Muy pocos alcanzarán el éxito, como ocurre con cualquier profesión que tenga que ver con el Arte. No basta mezclar discos ó componer música para decir "Soy DJ profesional". El DJ se va haciendo poco a poco, con la experiencia, la dedicación, la puntualidad y el trabajo duro. Una de las preguntas mas comunes es en que momento uno puede afirmar que es un DJ profesional, y la respuesta de eso no es tan dificil de responder: En el sentido estricto de la definición, un Dj profesional es aquel que obtiene el 51% de sus ingresos económicos por su puntual labor de DJ.

Para que se entienda mejor, si trabajas en una oficina y tienes un sueldo y ese sueldo es el que cubre la mayor parte de tus gastos mensuales, se convierte en tu actividad "oficial" por llamarlo de una manera. Esas horas que dedicas a poner música en el club como Dj los fines de semana, se convierte en un oficio, hobby ó pasatiempo, y no, en tu profesión principal. No te obsesiones, puedes ser un buen Dj sin ser pofesional.

En esencia un buen DJ es como un director de orquesta, es un administrador de la música, alguién capaz de elegir la música correcta en el momento correcto, Una persona capáz de leer a la gente (ser un poco psicólogo) y descifrar sus gustos musicales, un comunicador con suficiente intuición como para guiar a sus oyentes ó danzantes, hacia donde ellos quieren llegar, produciendo emociones intensas dentro de esa multitud.

Su principal motivación es compartir su música con la gente, disfrutar con ver a la gente gozar de su sesión, sentir la satisfacción de haber contribuido a la felicidad de muchos o pocos, aunque sea por algunas horas. Indudablemente un buen DJ debe tener las condiciones tecnicas necesarias para llevar a cabo su trabajo, conocer a fondo el manejo de los equipos, dominar los diferentes efectos que la consola o mezcladora posee, tener conocimientos de teoria musical, destreza para realizar unos buenos empalmes, unas buenas mezclas, astucia para logar una buena sincronización de temas y buen oido para la armonía. Es casi seguro que un buen DJ tenga las cualidades necesarias para convertirse en músico si así lo quisiera.
Cualquier persona que pretenda ser DJ y no cumpla con estos requisitos, simplemente será una "rockola humana".

Leer: Problemas de ser DJ