S O N I D O

Se le llama Sonido a la propagación en forma de ondas mecánicas audibles o casi inaudibles que se transportan a través de un medio sólido, liquido o gaseoso. El sonido que nos interesa en este momento es el humanamente audible, porque existen sonidos que los humanos no pueden oir y otros animales si lo perciben. Físicamente el sonido es un conjunto de oscilaciones de la presión del aire, que son convertidas a ondas mecánicas en el oído humano y de allí a ondas electricas para que puedan ser reconocidas por el cerebro.

Para que un ser humano pueda oir cualquier sonido, este debe tener una frecuencia comprendida entre unos 15 y 20.000 hertzios, y su intensidad sea la suficiente alta como para llegar al oído interno. Cuando las vibraciones pasan estos márgenes, se habla de ultrasonidos y no son perceptibles al ser humano. Las características del sonido se puede medir y para ello se usa las unidades de hertzios (Hz) que miden la frecuencia de un sonido o sea cuantas veces vibra en un segundo, y los decibeles (Db) que mide la intensidad (amplitud) de una onda.

El oído y un micrófono incorporado a la tarjeta de sonido tienen un funcionamiento similar. Ambos transforman las vibraciones del aire en una señal eléctrica que puede ser comprendida y almacenada por sus respectivos cerebros. Esta señal puede ser guardada, manipulada o reproducida por los medios electrónicos adecuados. La velocidad del sonido es de 331,5 metros por segundo.

El instrumento que mide los decibeles se llama Decibelimetro y se puede adquirir en cualquier tienda musical. El Decibelímetro también llamado Sonómetro. Sirve también para medir el promedio de nivel sonoro al que ha estado expuesto un individuo durante un tiempo determinado. Para evaluar la exposición al ruido utilizamos los Decibelímetros integradores. En el caso que se necesite conocer el espectro del ruido, es decir, la distribución del nivel de presión sonora en las diferentes frecuencias usamos el decibelímetro con banda de octavas.

El decibelímetro permite medir el nivel de presión acústica, expresado en dB. Está diseñado para responder al sonido casi de la misma forma que le oído humano y proporcionar mediciones objetivas y reproducibles del nivel de presión acústica. En esencia, consta de un micrófono, una sección de procesamiento de señal y una unidad de lectura.

El funcionamiento de un decibelímetro consiste en un micrófono de medición que convierte la señal acústica en una señal eléctrica equivalente, la cual se procesa a través de amplificadores que adecuan la sensibilidad de la señal dentro del sistema de medición. Posteriormente la señal entra en un detector, cuya función es obtener los valores representativos de la señal. Seguidamente la señal es enviada a un convertidor lineal- logarítmico que permite la conversión de una escala lineal (presión en Pa) a una escala logarítmica (nivel de presión acústica, en dB), de modo que la tensión eléctrica de esta etapa es proporcional al nivel de presión considerado.

Cuando se requiere información más detallada de una señal compleja, puede dividirse el intervalo de frecuencia audible en bandas de frecuencia. Esto se realiza con filtros electrónicos para banda, los cuales rechazan señales que contengan frecuencias fuera de la banda seleccionada. Al proceso de dividir de esta manera la señal compleja se llama análisis de frecuencia. A los decibelímetros convencionales se les pueden adosar analizadores de bandas de octavas para obtener dicho propósito.

Dentro de los decibelímetros integradores encontramos el Dosímetro de ruido y el Monitor de nivel sonoro. El primero es un instrumento de evaluación personal, el cual integra y proporciona una medida de la fracción de dosis diaria de ruido permisible. Es un equipo que integra una función de presión acústica en un período, o bien, mide el porcentaje de dosis de ruido para un tiempo de exposición dado. Este equipo se usa sobre todo en ambientes laborales en donde existe ruido inestable, o en casos en los que el trabajador expuesto está sujeto a desplazamientos continuos durante su jornada laboral, como los supervisores o el personal de mantenimiento.

Básicamente el dosímetro es un instrumento constituido por un micrófono, un circuito de ponderación en frecuencia tipo A, un amplificador, un circuito controlador de rango, un circuito que integra el valor hallado con respecto al tiempo y un indicador. El Decibelímetro Integrador (monitor de nivel sonoro) es un instrumento diseñado para medir el nivel sonoro continuo equivalente en un intervalo de tiempo seleccionado. Funciona casi igual que un Dosímetro de ruido. La diferencia entre este instrumento y el anterior es que uno reconoce y evalúa el ruido en un punto y el otro lo hace en forma personal.

 ¿Que es el sonido Estéreo?